Se encuentra usted aquí

ECUADOR SE RECONSTRUYE CON PLÁSTICOS Y MADERAS

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Hace casi cinco meses que la tierra temblaba en Ecuador. Poco menos de medio año en el que ha habido que reconstruir casas, escuelas, hospitales... y sobre todo muchas ilusiones y vidas que quedaron destruídas con los

temblores. Un trabajo que todavía continúa. Por ello, durante el mes de agosto, la población ecuatoriana de Chamanga recibía, por séptima vez, la visita de los voluntarios de la parroquia San Juan XXIII de Durán, acompañada por los Misioneros Claretianos. En esta ocasión, fueron cargados con provisiones de alimento para las familias que, cuatro meses después del terremoto que asoló el país, no cuentan con los recursos adecuados para sobrevivir.

Durante esta visita, los voluntarios descubrieron todo el trabajo que queda por hacer. Gran parte de los refugiados del albergue estatal han decidido abandonarlo e iniciar la construcción de sus casas con plástico y madera en un terreno que han invadido junto al albergue regentado por el estado. Por su parte, los únicos que han podido comprar terrenos son los comerciantes, que cuentan con un buen soporte económico, y algunos maestros, que les dan crédito por su condición laboral. El resto tendrán que esperar a las promesas del Gobierno que tardan en llegar. “A pesar de todo el sufrimiento, es emocionante ver la sonrisa de las personas que han podido recuperar su vida familiar al adquirir una casa”, explican desde el terreno.

En el plano educativo, el escenario no es más alentador. La Unidad Educativa Chamanga, una de las más importantes del lugar y gravemente dañada tras el seísmo, está siendo reconstruida en la misma zona de riesgo, algo incomprensible para los pobladores. Por su parte, otras dos escuelas de la zona ya han podido reestablecer su plan de estudios; eso sí, todavía lo hacen en lonas, carpas y salones provisionales.

Los voluntarios que acudieron a la zona afectada también pudieron compartir una Eucaristía con las personas afectadas y las que les están acompañando dentro de este proceso. Todos ellos se mostraron muy agradecidos con la ayuda prestada por Fundación PROCLADE.

--

¡Ecuador sigue necesitando nuestra solidaridad! Fundación PROCLADE canalizará las ayudas que recibamos en nuestra cuenta: ES77 0049-3283-56-2015006031 (Banco Santander). Para el certificado de donantes, enviadnos vuestro nombre y apellidos, DNI y dirección a gestion@fundacionproclade.org.

Consulta aquí todas las noticias sobre la Emergencia Ecuador

 

 

Español