Se encuentra usted aquí

DERECHO A LA ALIMENTACIÓN: LA PARADOJA DEL HAMBRE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF


LA CAMPAÑA “DERECHO A LA ALIMENTACIÓN. URGENTE” REIVINDICA LA OBLIGACIÓN DE TODOS LOS GOBIERNOS DE ADOPTAR MEDIDAS QUE FAVOREZCAN EL ACCESO DE LA POBLACIÓN A LOS RECURSOS Y A SU UTILIZACIÓN PARA PODER ALIMENTARSE DE FORMA DIGNA Y AUTÓNOMA.


El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación. En un mundo en el que se producen alimentos para el doble de personas que lo habitan, 854 millones de personas pasan hambre y desnutrición. Con la agravante de que el 75% de los hambrientos, 3 de cada 4 personas que pasan hambre, son pequeños agricultores, pescadores o pastores que no tienen acceso a los recursos necesarios para producir los alimentos que necesitan para llevar una vida plena y digna.

¿Por qué? Las raíces del hambre del siglo XXI hay que buscarlas en la exclusión y en la marginación de pueblos enteros, en una injusta distribución de los recursos, en las políticas agrarias y comerciales internacionales que anteponen los intereses de los grandes mercados a la satisfacción de las necesidades más básicas del ser humano y en la no realización del derecho a la alimentación como derecho humano fundamental, proclamado en la Declaración Universal de Derechos Humanos y que, como tal, entraña obligaciones, hoy no cumplidas, para todos los gobiernos, y una responsabilidad colectiva para la sociedad en su conjunto.

Desde 2003, la campaña “Derecho a la alimentación. Urgente”, de las ong Prosalus, Cáritas, Ingeniería Sin Fronteras y Veterinarios Sin Fronteras, con la colaboración de REDES, reivindica en España la realización efectiva del derecho a la alimentación para todos los habitantes del planeta y no limitar la no realización de este derecho humano fundamental a la lucha contra el hambre, enfoque asistencialista que no cuestiona nada y en el que son los ricos los que ayudan a los pobres sin analizar las causas que generan el hambre.

Felicitamos al gobierno español por haber incorporado el derecho a la alimentación como una prioridad dentro de su política de cooperación al desarrollo. Sin embargo, esta prioridad no debe contemplarse de manera aislada en la cooperación al desarrollo sino que tan importante o más es que el enfoque de derechos sea transversal en todas las políticas de Estado, incluidas las comerciales.

Si el compromiso del gobierno español es real, España debe asumir un papel de liderazgo o de promotor de la coherencia de políticas en el seno de la Unión Europea, velando para que no tengan impacto negativo en la realización del derecho humano a la alimentación, como es el caso actual de los Acuerdos de Asociación Económica con los países ACP. Asimismo, en la próxima Conferencia de la FAO es importante presionar para que en el seno de la FAO se adopte el derecho a la alimentación como línea prioritaria de trabajo.

Disponemos de imágenes de Uganda, Bolivia y Perú, así como un dvd editado sobre derecho a la alimentación. Para más información, imágenes y entrevistas:

www.derechoalimentacion.org

Henar L. Senovilla

comunicación@derechoalimentacion.org

móvil: 616 549 186


ESTÁ A VUESTRA DISPOSICIÓN ESTE DOSSIER INFORMATIVO

Español