Se encuentra usted aquí

SI TU CAFÉ ES DE COMERCIO JUSTO... COMBATES LA POBREZA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Detrás de nuestro consumo de productos como el café, azúcar, cacao, banano o palma, nos encontramos a trabajadores viviendo casi en el umbral de la pobreza; la mitad de la tierra sembrada está sin embargo controlada por un pequeño número de productores y, además, se cultiva sin tener cuenta del medio ambiente, arrasando bosques, ríos y áreas protegidas (Si quieres saber más, el proyecto de investigación de eldiario.es “La Tierra Esclava” analiza la producción de estos cinco productos en cuatro países).

Al comprar café, galletas, azúcar, o cualquier producto de comercio justo... combates la pobreza ya que te aseguras que:

1. Los trabajadores y trabajadoras reciben un salario digno.
2. Ambos reciben el mismo sueldo por la misma tarea.
3. No existe explotación laboral infantil.
4. Es un cultivo respetuoso con el medio ambiente.
5. Mantiene una relación comercial a largo plazo.
6. Se prefinancia una parte de la producción.
7. Las organizaciones funcionan de manera democrática.
8. Se respeta la identidad cultural.
9. Parte de los beneficios se destinar a proyectos de desarrollo para toda la comunidad.
10. Finalmente… son artículos de gran calidad.

¿Y el precio? No salen siempre más caros que en otras tiendas, sin embargo, las consecuencias de comprar un producto de comercio justo son claramente más beneficiosas para la sociedad. Porque con el Comercio Justo ganamos todos.

Y a ti… ¿se te ocurren otras razones por las que debemos apostar por comercio justo?