Se encuentra usted aquí

SEGURIDAD ALIMENTARIA PARA PRODUCTORES RURALES DE MORONA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Cada vez que finaliza un proyecto con éxito, a Fundación PROCLADE nos produce gran satisfacción. Uno de ellos, ha sido el proyecto de tecnificación de la actividad acuícola en comunidades indígenas en la provincia de Morona Santiago, en Ecuador, financiado por el Principado de Asturias.

Este proyecto ha sido llevado a cabo junto con nuestro socio local, Fundación ATASIM que trabaja desde 2006 dando formación y apoyo a las comunidades indígenas de Morona Santiago.

La situación del sector acuícola en la Ciudad de Macas (capital de la provincia de Morona Santiago) era complejo, los habitantes de las zonas rurales se encuentran olvidados por el Gobierno nacional, municipal y provincial. Asimismo, existe una falta de formación académica que acarrea otros problemas, como el subempleo o el desempleo. De hecho, una gran parte de los habitantes están en el subempleo, dedicándose a actividades agrícolas pero, debido a la falta de conocimiento, muchas veces les ocasiona pérdidas económicas.

Por ello, a través de este proyecto, se ha buscado mejorar la vida de 120 pequeños productores rurales indígenas amazónicos de Morona, Ecuador, fortaleciendo su seguridad alimentaria y el desarrollo socioeconómico.

Entre las actividades realizadas:

  • Se han logrado mejoras de aspectos técnico-productivos de manejo de peces.
  • Se han llevado a cabo talleres de capacitación en temas como manejo, cosecha, postcosecha y comercialización de peces tilapia de estanques. Gracias a la adquisición de conocimientos y aprendizajes, los productores rurales se aseguran mayores beneficios económicos además de ser más independientes y autónomos. 
  • Se habilitó un almacén de insumos acuícolas y alimentos a bajo costo.
  • También, se consiguió mediante la asistencia técnica transferir técnicas apropiadas de producción e incorporación de nuevas metodologías de acuacultura en el marco de la preservación del medio ambiente.
  • Además, se rebajó en la lucha contra las desigualdades de género de las mujeres de la etnia shuar de Morona adscritas al proyecto.

Este proyecto, además, contó con la colaboración de la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Claret de Madrid (AACCM), así como la Delegación de Gijón. ¡Gracias por vuestro apoyo!

 

 

Tenemos derecho y deber de cambiar el mundo,

                            lo que no es posible es pensar en transformar el mundo,

                                                                               sin un sueño, sin utopía y sin proyecto.

                                                                                        Paulo Freire

Sin definir