Se encuentra usted aquí

PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA EN LA CIUDAD DE SAN PEDRO SULA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

LOS NIÑOS Y NIÑAS DE SAN PEDRO SULA ESCOGEN LA FORMACIÓN COMO PREVENCIÓN A LA VIOLENCIA Y PERTENENCIA A BANDAS

Una de las principales causas de mortalidad del sector de La Rivera Hernández, en el municipio hondureño de San Pedro Sula, son las maras: la necesidad de pertenencia a un grupo, por el sentimiento de importancia, de sentirse querido y valorado. Las maras son pandillas de niños que empiezan a juntarse a los 12 o 14 años, si no antes, con la necesidad de formar parte de algo por la desestructuración familiar que viven en casa. Son pandillas con un largo historial de robos, atracos, delincuencia en general y asesinatos.

Ante esta realidad del sector Rivera Hernández, surgió hace 10 años el programa “Paso a Paso”. En 2.002, varios misioneros laicos españoles consiguieron que cada día niños y jóvenes dejaran sus ventas vespertinas para dedicarse a jugar al balón con los niños/as de la zona, ofrecían a esos pequeños una alternativa que anhelaban y les prevenía de introducirse en las maras: les hacían sentir parte de un grupo pero que no era violento. Muchas de las madres/responsables de familia vieron el beneficio que eso suponía para sus hijos/as. Este programa de trabajo con los niños y niñas de la calle se denominó “Paso a Paso”, porque se hizo con el cariño de las familias, con la promesa de trabajar por una comunidad diferente paso a paso, defendiendo, respetando, valorando la vida y así fijaron su lema: “Paso a Paso; Construimos el futuro cambiando el presente”.

Después de 10 años, y de mucho esfuerzo y trabajo, PASO A PASO se ha convertido con orgullo en un “oasis en el desierto”, en un referente comunitario para niños y jóvenes, y en una fuente de esperanza para todos ellos. Por su décimo aniversario han elaborado un material que invitamos a visitar (pincha aquí para verlo)

En concreto, el programa educativo “Paso a Paso” es un programa socio-educativo de prevención para niños y niñas de 6 a 16 años, así como también para sus familias, en situación de riesgo, que pretende dar alternativas educativas y de ocio en las horas en las que no están en la escuela reglada; un apoyo educativo complementario, becas para los recursos escolares, una formación en valores, así como alimentación y materiales. Desarrolla recursos socioeducativos, recreativos, sanitarios y de promoción social en el sector Rivera Hernández, municipio de San Pedro Sula. Este proyecto está gestionado por el Obispado de San Pedro Sula y poseen un centro habilitado para este fin.

El centro “Paso a Paso” pretende ser un espacio de atención a los niños/as y familias en situación de riesgo social ante el alcohol, drogas, delincuencia, prostitución, desintegración familiar, fracaso escolar, violencia y pobreza, influyendo en los tres principales entornos socializadores del menor: familia, escuela y comunidad.

Fundación PROCLADE viene apoyando este centro desde hace años con ayudas externas lo que permite que siga siendo un éxito y que garantice a los menores la asistencia y aprovechamiento de la escuela. El programa va creciendo y cada año toda ayuda económica es muy necesaria para seguir trabajando en la prevención de la violencia en niños y jóvenes de este rincón de San Pedro Sula, Honduras proporcionándoles alternativas a las bandas juveniles (maras) y que les sirva para su futuro. Fundación PROCLADE apuesta por este programa de prevención de jóvenes frente a la violencia y pertenencia a las maras o bandas, las cuales resquebrajan su estructura familiar y les truncan un porvenir.

Invitamos a ver vídeo producido por  "América Latina Cooperativa" una organización latinoamericana con sede central en México en el centro del programa educativo Paso a Paso y que recoge la labor de este centro contado por los propios alumnos: Accede al vídeo pinchando aquí

Español