Se encuentra usted aquí

"LA LUCHA POR PRESERVAR LAS SELVAS ES DE TODA LA HUMANIDAD"

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El pasado 24 de noviembre, las luchas indígenas, la ‘Laudato Si’ y el desperdicio de alimentos se hicieron presentes en la Universidad de Comillas. Bajo el nombre ‘Diálogos por la Justicia’, la plataforma Enlázate por la Justicia (integrada por Cáritas, CONFER, Manos Unidas, Justicia y Paz y REDES) organizó una mesa redonda en la que se reflexionó sobre la necesidad de cambiar nuestro consumo y estilo de vida si queremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Un acto que estuvo enmarcado en la campaña ‘Si cuidas el Planeta, combates la Pobreza’ y que tuvo como base la Encíclica ‘Laudato Si’, que nos acercó el director del Instituto Laudato Si de Granada Pablo Martínez de Anguita.

La responsable de hablarnos sobre la problemática del desperdicio de alimentos fue Teresa de Febrer, de PROSALUS, quien nos recordó que en España desperdiciamos casi un 5% de lo que compramos. “Es necesario volver a la cultura del no desperdicio de la que tanto nos hablaban nuestras abuelas”, aseguró.

Desde Brasil llegó el Cardenal Don Claudio Hummes, también presidente de la REPAM. Hummes puso de manifiesto como los efectos negativos de la mano del hombre sobre la naturaleza se observan sobre todo en zonas del planeta como la Amazonía, donde millones de personas se han visto perjudicadas por los grandes proyectos extractivos. No obstante, recordó que el desafío del cambio climático afecta a todo el mundo y que todos podemos hacer algo para combatirlo. Además, aseguró que otro reto que tiene la Iglesia en la zona es llevar a las poblaciones un Evangelio inculturado en su historia.

Por su parte, Patricia Gualinga, líder indígena ecuatoriana, lo dijo bien claro: “Es momento de cambiar las leyes del sistema económico. Es un modelo del pasado y que no sirve”. Tras contar la lucha de su pueblo indígena sarayaki, recordó que la lucha por preservar las selvas frente a las industrias extractivas es una lucha para toda la humanidad. Asimismo, animó a no desconectar la lucha de la espiritualidad, el cielo de la tierra. "La lucha sin espiritualidad está perdida", concluyó.

Español