Se encuentra usted aquí

SI DEDICAS TU TIEMPO AL VOLUNTARIADO… COMBATES LA POBREZA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”

Teresa de Calcuta.

 

En España, según el Observatorio de la Plataforma del Voluntariado, son alrededor 4 millones de personas las que destinan su tiempo al voluntariado. Para Fundación PROCLADE, son voluntarios todas las personas que, de forma libre y gratuita, trabajan por la justicia, la paz y el desarrollo de los pueblos con nosotros. Su trabajo no tiene carácter de relación laboral, es altruista y solidario.

¿Por qué hacerse voluntario en una ONG para el Desarrollo? ¿Qué se puede hacer desde el Norte?

Cuando se habla de voluntariado en una organización de cooperación internacional, se suele asociar a experiencias y tareas que se desarrollan en los países ‘del Sur’. Y aunque esto es cierto, sólo es una parte de la verdad. Porque también hay mucho que hacer en ‘el Norte’ en lo que a cooperación y desarrollo se refiere. Y es que ambas realidades son dos caras de la misma moneda: aquello que hacemos en un lado está estrechamente vinculado y es interdependiente con lo que ocurre en el otro lado. El propio Papa Francisco lo recoge en su Encíclica ‘Laudato Si’: “Todo está interconectado”.

Ante esta situación, es necesario trabajar tanto ‘allí’ como ‘aquí’ si queremos mejorar el mundo, si queremos cambiar las estructuras y los modos de vida para que todos tengamos acceso a unas condiciones de vida dignas. Son muchas las cosas que se pueden hacer desde ‘aquí’.

  • Campañas de sensibilización: charlas, talleres, seminarios, cursos…
  • Elaboración y dinamización de exposiciones.
  • Elaboración y difusión de materiales y propuestas educativas.
  • Difusión de los programas de desarrollo.
  • Servicio de documentación y publicaciones (banco de imágenes).
  • Redacción de noticias y traducciones.
  • Difusión y apoyo al Comercio Justo.
  • Labores de gestión, administración.
  • Captación de padrinos, colaboradores y recursos.
  • Trabajo de presión política y denuncia.
  • Photocall o pequeño taller en la calle para llamar la atención.
  • Carrera o bicicletada.
  • Concurso de disfraces.
  • Bingo o concurso solidario.

El voluntariado es un dar y recibir.

Si le preguntas a muchas personas voluntarias, reconocerán que en su tarea reciben mucho más de lo que dan. Al final, el voluntariado es un continuo dar y recibir. La persona voluntaria da su persona y su disponibilidad, en tiempo, energías y formación. También da sus ganas de aprender y compartir; su sensibilidad y capacidad de sensibilizar; su confianza en las personas... Pero también recibe. Recibe enriquecimiento y crecimiento personal; contacto con otras formas de entender el mundo; una nueva forma de relacionarse; nuevos hábitos y destrezas… Pero sobre todo aprende a vivir el compromiso solidario como algo verdaderamente importante.

 

Si dedicas tu tiempo al voluntariado, ya sea en un ONG de desarrollo, de acción social o cualquier otra actividad voluntaria, COMBATES LA POBREZA.

¿Quieres saber más de la campaña de captación de voluntarios de PROCLADE? Enlázate con nosotros. Enlázate con ellos. Voluntarízate

 

Español