Se encuentra usted aquí

YOGA SOLIDARIO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Respirar, explorar, fluir, sonreír… PAZ.

Estas son algunas de las premisas que a lo largo de todo el mes de Septiembre hemos vivido y sentido un grupo de personas que nos hemos unido para realizar un proyecto común y solidario.

Hace un tiempo surgió una idea que nos pareció interesante: ofrecer clases de iniciación al yoga en la Parroquia, destinadas a todas y cada una de las personas que pudieran estar interesadas (voluntarios de PROCLADE, colaboradores, amigos…) a un precio modesto (más la voluntad) con el único fin de que todo lo que se recaudara fuera destinado a los proyectos que tiene PROCLADE, allí donde más se necesitara.

En principio, la iniciativa parecía atractiva y, gracias a la predisposición de todos, disponíamos de los medios necesarios para poder llevarla a cabo. Y así comenzamos, con todo lo imprescindible para que algo funcione: ILUSIÓN, GANAS Y PERSONAS DISPUESTAS A DARLO TODO.

Las clases se han celebrado únicamente los cuatro miércoles del mes de septiembre, han sido pocos días pero intensos, y el proyecto ha sobrepasado, con creces, nuestras expectativas. Esta fusión de yoga y solidaridad nos ha hecho aprender los unos de los otros, retroalimentarnos, crear vínculos, forjar nuevas amistades, acercarnos más a PROCLADE, a la Parroquia…Y, sobre todo, nos ha hecho unirnos por una causa común, una causa buena, justa y solidaria donde el fin principal es ayudar a las personas de las zonas más empobrecidas del planeta. Sólo por esto ha merecido la pena.

¡Ojalá nos volvamos a encontrar pronto!

Beatriz, voluntaria de Fundación PROCLADE. 

 

Español