Se encuentra usted aquí

CUANDO ESTUDIAR ES CASI MISIÓN IMPOSIBLE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Cuando ir a la escuela supone caminar hasta seis horas en el mejor de los casos, hay mucho que trabajar por el derecho a la educación. Y por eso en este mes de marzo os acercamos un proyecto en el que estamos trabajando con los ‘lumads’ o pueblos indígenas, concretamente con las tribus B'laan y Taga-Kaulo, que viven en la Misión filipina de Datal Anggas (que significa fuente/manantial simple). Una población en la que a la ausencia de instalaciones educativas en las comunidades más alejadas se suma lo abrupto del camino y la inseguridad de la zona.

Ante ello, los misioneros Claretianos iniciaron hace ya tres años el proyecto de alfabetización Claret para pueblos indígenas (Programa Claret Literacy Advocacy) con el objetivo de asegurar que una veintena de jóvenes puedan estudiar en condiciones dignas. Algo especialmente importante en una zona en la que la mayoría de las familias dependen únicamente de la siembra de arroz, maíz, café o vegetales, una agricultura a merced del clima.

Con este proyecto se permite que los estudiantes de áreas lejanas puedan acudir a la escuela sin tener que ir y volver a casa todos los días. Así, se les garantiza alojamiento, alimentos, materiales educativos y materiales básicos de higiene. Los chicos y chicas se dividen en dormitorios donde cuentan con su propia cocina, comedor, aseos y área de lavado, además de una sala polivalente que se usa para formaciones, como biblioteca, sala de estudio…

Pero este proyecto no acaba aquí. También se trabaja con ellos en la formación académica para mejorar el pensamiento crítico y la conciencia socioeconómica y ecológica. Así, hay formaciones de jardinería orgánica y cría de aves de corral, con el objetivo de que adquieran conocimientos en defensa del medio ambiente y que puedan suministrarse alimentos saludables en un futuro. También trabajan en la preservación y promoción de la cultura. “Es importante que como pueblo no sean arrastrados a la ‘cultura del modernismo’, olvidando la riqueza de su propia cultura y tradición”, explican los responsables del proyecto. Además, para enseñarles responsabilidades, se anima a cada niño y niña a participar en todas las actividades, orientadas a la construcción de la comunidad y al desarrollo sostenible de sus comunidades tribales.

Un proyecto completo realizado a través de Misiones Claretianas y que queremos que pueda seguir funcionando. Si nos quieres ayudar, haz una donación a la siguiente cuenta de Misiones Claretianas y en el concepto indica "PROYECTO ALFABETIZACIÓN CLARET FILIPINAS"

BANCO SANTANDER: ES87 0049 5124 65 2016429567

Además, te recordamos… las aportaciones a ONG desgravan de la cuota del IRPF. Para ello, necesitaremos vuestro nombre completo y NIF. Envíanos un email con los datos a gestion@fundacionproclade.org.  

Sin definir