Se encuentra usted aquí

LA PAZ, LÍNEA ÚNICA Y VERDADERA DEL PROGRESO HUMANO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

La Madre Teresa de Calcuta, Mahatma Ghandi y Martin Luther King. Estos son algunos de los referentes a los que el Papa Francisco ha hecho referencia en su tradicional discurso en el Día Mundial de la Paz, que se celebra el 1 de enero. En este mensaje el Pontífice ha recordado como la violencia no es la solución para nuestro mundo fragmentado: “responder con violencia a la violencia lleva, en el mejor de los casos, a la emigración forzada y a un enorme sufrimiento”. Así, ha defendido que “la paz es la línea única y verdadera del progreso humano”.

En esta ocasión, ha querido reflexionar sobre la no violencia como un estilo de política para la paz ya que, dice, "si se salvaguardan los derechos de cada persona y la igual dignidad de cada uno sin discrminación ni distinción, la no violencia, entendida como método político, puede constituir una vía realista y llena de esperanza para superar los conflictos armados". Pero para Francisco, la paz es algoq que debe trabajarse en todos los ámbitos. Por ello, ha expresado su deseo de que la no violencia "se transforme, desde el nivel local y cotidiano hasta el orden mundial, en el estilo característico de nuestras decisiones, de nuestras relaciones, de nuestras acciones y de la política en todas sus formas". 

También ha invitado a los líderes políticos y religiosos a "aplicar las bienaventuranzas en el desempeño de sus propias responsabilidades". Asímismo, y en línea con la campaña de Enlázate por la Justicia 'Si cuidas el Planeta, Combates la Pobreza', ha dicho: "una ecología integral también esta hecha de simples gestos cotidianos donde rompemos la lógica de la violencia"

Si quieres leer el mensaje completo del Papa Francisco, pincha aquí

 

 

Español