Se encuentra usted aquí

SI COMPRAS EN REBAJAS, HAZLO RESPONSABLEMENTE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Comienza uno de los dos periodos oficiales de rebajas y es normal que se tienda a aprovechar esta bajada temporal de los precios para comprar cosas que nos hacen falta. Sin embargo, por lo general se suele consumir más de lo necesario: los grandes números que anuncian los descuentos en las tiendas de ropa, las promociones especiales en los almacenes de electrodomésticos, el dos por uno... Todo en estas fechas nos invita a comprar y, en muchos casos, más de lo necesario. 

Desde el Departamento de Estudios e Incidencia Social de PROCLADE, PROYDE y SED trabajamos por favorecer un modelo de consumo en el que las personas nos preocupemos de los impactos que nuestras compras generan en otros territorios y personas, en consonancia con los objetivos de la Agenda de Desarrollo Post 2015, que establece la necesidad de ese cambio de modelo como uno de los componentes necesarios para erradicar la pobreza en el mundo. Por ello, queremos animar a quienes compren en rebajas a que lo hagan responsablemente, poniendo el foco de atención en tres acciones fáciles de llevar a cabo:

- Reflexiona: antes de salir a hacer tus compras sería bueno que te planificaras (qué tengo y qué necesito realmente). Incluso sería oportuno que establecieses un máximo de dinero para gastar, con el fin de no caer en compras innecesarias.

- Infórmate y mira más allá del precio: muchas veces, sobre todo en rebajas, nos ciega el precio de los productos y nos lanzamos a su compra impulsiva, sin pararnos a pensar cómo es posible vender tan barato o qué porcentaje de la venta va a parar a la persona que lo produce o lo elabora en la fábrica. ¿Se están respetando los derechos humanos de las personas que cosen en las fábricas?, ¿dónde van a parar las baterías de nuestros teléfonos cuando ya nos hemos cansado de ellos?, ¿qué consecuencias tiene todo ello para el medio ambiente y para las personas? Podemos informarnos de todo esto de diferentes formas, por ejemplo leyendo el etiquetado de los productos para conocer el origen y bucear en internet para saber un poco más sobre los modos de producción de las diferentes marcas. También puedes informarte, tanto en internet como a través de Ayuntamientos, asociaciones y ONG como las nuestras sobre modos diferentes de consumo que sean respetuosas con la naturaleza y los derechos de las personas. En cuanto a esto último, desde PROCLADE, PROYDE y SED te lo ponemos fácil en nuestro documento base #ConsumoJusto, donde puedes encontrar un capítulo entero en el que analizamos diferentes alternativas al consumismo.

- Actúa: tú puedes ser protagonista de la transformación y el cambio que debe suponer nuestro consumo tanto en nuestra realidad (económica, social y medioambiental) como en la de otros lugares y generaciones futuras. Si te sientes con ganas de cambiar el mundo a través de tu forma de consumir, puedes empezar comprometiéndote con organizaciones sociales –como las nuestras– que apoyen esta necesidad de cambio de los actuales patrones de consumo, basados en nuestra seguridad y exclusivo bienestar. También puedes hacerlo reivindicando unas mejores condiciones para pequeños productores comprando productos de comercio justo y hablando de todo esto a tu entorno más cercano (recuerda que hay aún mucha gente que aún no conoce cómo puede consumir de forma responsable y justa).

Siendo responsable con tus compras, también en rebajas, pasas de ser un simple consumidor o consumidora, a ser parte activa y protagonista del cambio de modelo que puede acabar con la pobreza en los próximos años.

Español