Se encuentra usted aquí

ayuda de emergencia

Desde que el supertifón Haiyan o Yolanda devastara el país asiático, las familias afectadas, junto con los Misioneros Claretianos, se han volcado en volver a tener viviendas bajo las que cobijarse y medios de vida con los que trabajar. Así se espera que a final de esta fase, sean más de 1.000 las familias beneficiadas

Los Misioneros Claretianos han realizado la tercera entrega de ayuda humanitaria en Chamanga (Esmeraldas). Además, continúan dialogando sobre el futuro de los refugios creados tras el terremoto y explican cómo los pobladores, en su mayoría pescadores, ya están pensando en volver a su actividad económica

La vida tiene que seguir. Así, con el objetivo de dar continuidad a la labor de acompañamiento iniciada en la comunidad de Chamanga (cantón Muisne Esmeralda), una de las afectadas por los terremotos, un grupo de personas viajaron hasta la zona para hacer el segundo reparto de ayuda de emergencia. Ellos son nuestros ojos en el lugar. Y este es el resultado de nuestra ayuda

Tras el terremoto, primero se repartieron alimentos básicos, medicamentos y lonas para protegerse. Luego se empezaron a construir refugios temporales mientras los más pequeños volvían a la escuela. El país intenta volver a la normalidad cinco meses después de que la tierra temblara bajo sus pies. ¡Pero siguen necesitando nuestra solidaridad!

Suscribirse a RSS - ayuda de emergencia