‘La lluvia sólo es un problema si no te quieres mojar’ (Proverbio japonés)
 
Voluntarios, amigos, claretianos, padrinos, trabajadores, colaboradores… Todos nos juntamos el pasado fin de semana para celebrar toda la vida entregada y creada en los veinte años de Fundación PROCLADE. En un salón de actos a rebosar del Colegio Claret de Madrid, y a través de la música de Embajada Sur y Álvaro Fraile, fuimos recordando cientos de rostros, historias y trabajo de lucha de los pueblos más empobrecidos del planeta, nuestra razón de ser. Un momento mágico al que ayudó también el mago David Macc y con el que recordamos la importancia de seguir trabajando por la construcción de un mundo más justo, solidario y sostenible.
 
Tras este acto, quisimos seguir compartiendo la tarde con todos los que acudieron: se pudieron ver abrazos, reencuentros, sonrisas cómplices y alguna lágrima. En definitiva, al reflejo de dos décadas de misión compartida.
 
Pero Madrid no fue el único escenario de la celebración de nuestros 20 años mojándonos por la paz, la justicia y el desarrollo. En Zaragoza, los grupos de Misiones Claretianas y Fundación PROCLADE celebraron una jornada de ‘puertas abiertas’ para dar a conocer su trabajo en favor de los pueblos empobrecidos. Ayudado de varios vídeos, estadísticas y algún testimonio, se hicieron cargo de la encomiable labor llevada a cabo por voluntarios y amigos que, sin ruido, trabajan para sacar adelante proyectos de desarrollo en diversas partes del mundo. 
 
Esto es solo el principio de un año lleno de celebraciones y de recordarnos que nuestros ojos, nuestras manos y nuestro corazón tiene que dirigirse hacia los que más lo necesitan.