En enero de 2021 dimos comienzo a una de las grandes apuestas y de las más enriquecedoras que en Fundación PROCLADE hemos podido desarrollar: los Grupos Positivos. Estos grupos, que están incluidos en el proyecto “Espacio de Cuidados y Liderazgos Positivos”, que iniciamos en octubre de 2020 en nuestra área de Acción Social, y que cuenta con el apoyo de Fundación la Caixa, son espacios de encuentro e intercambio mutuo, en los que participan hombres y mujeres de toda la Comunidad de Madrid. Estos grupos están liderados por personas voluntarias de Fundación PROCLADE, con el apoyo de nuestro equipo técnico.

Actualmente contamos con tres grupos semanales, que giran en torno a tres temas: Duelo Migratorio, Amores Libres y Relaciones Sanas, y Soledades y Malvivencias.

En el primero, trabajamos con personas que han migrado desde su país de origen a España, y que tienen sentimientos de tristeza y dolor por haber abandonado su tierra, en ocasiones culpa por haber dejado allí su familia, y frustración y desesperanza por sentir que las expectativas y los sueños con los que llegaron aquí no se están pudiendo cumplir.

En el segundo, dedicado únicamente a mujeres, abordamos cómo cuidarnos a nosotras mismas, querernos y priorizarnos, para poder tener relaciones sanas y recíprocas. También reflexionamos sobre nuestras experiencias en el amor y la amistad, y buscamos herramientas para poder identificar relaciones que no nos hacen bien.

El tercero está destinado a personas que se sienten solas y que no cuentan con una red próxima en la que poder apoyarse, y dialogamos sobre la manera de generar amistades a través de la participación en nuestra comunidad, y cómo vivir la soledad como una experiencia positiva.

Además de las sesiones ordinarias de los grupos, que llevamos a cabo cada semana, llevamos a cabo, una vez al mes, otras actividades y acciones de autocuidado, que han posibilitado que todas las personas participantes en los grupos podamos tener un espacio de disfrute diferente, fuera de los ritmos frenéticos diarios. Un picnic intercultural en el parque, el regalo y lectura conjunta de un libro, una actividad de pintura en cerámica, un día en la piscina… Acciones sencillas pero muy gratificantes para las personas participantes, que fomentan el vínculo y hacen que puedan olvidarse por unas horas de sus difíciles situaciones vitales

También se han llevado a cabo formaciones específicas de aquellos temas que más han interesado a las personas participantes: comunicación asertiva, racismo y prejuicios hacia las personas migrantes, musicoterapia aplicada a la vida diaria,
economía doméstica…

Sin duda, estos grupos están suponiendo una experiencia muy satisfactoria para Fundación PROCLADE y, sobre todo, para las personas que han participado en todos estos meses –más de 40-, y que han encontrado en ellos un espacio de cuidado y refugio grupal.

Blanca Jericó
Técnica de Acción Social en Fundación PROCLADE