Se encuentra usted aquí

LOS JÓVENES QUIEREN CAMBIAR EL MUNDO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Los jóvenes tienen ganas (y muchas) de cambiar el mundo. Así lo dejaron claro el medio centenar de chicos y chicas de 11 colegios Claretianos, Lasalianos y Maristas que participaron el pasado fin de semana en el I Encuentro Nacional de Jóvenes por el Consumo Responsable. Se trata de un proyecto que llevaba trabajando desde hace un año el Departamento de Estudios e Incidencia Social de PROCLADE, PROYDE y SED y que ya empieza a tener sus primeros resultados: los y las jóvenes participantes cerraron el encuentro con una serie de objetivos que pondrán en marcha en sus centros hasta que acabe el curso. Para celebrar el encuentro, elegimos los días 11 y 12 de marzo por ser la fecha más cercana a la celebración del Día de los Derechos de los Consumidores (15 de marzo), y que desde la creación de este Departamento, intentamos dar la vuelta al mensaje para incidir en la sociedad sobre los derechos de quienes producen lo que aquí consumimos.

Durante estos dos días, jóvenes de 3º y 4º de la ESO han reflexionado sobre el consumismo y sus efectos en los derechos humanos y en el planeta a través del arte (teatro y poesía) y la publicidad. Pero, sobre todo, esta reunión ha supuesto la creación de una red de centros que se comprometen a trabajar por un mundo sostenible que respete la dignidad de las personas. Como resultado tangible, se realizó un decálogo a través de una dinámica participativa por grupos. El decálogo consensuado por las personas participantes, deja claras las ganas de generar modalidades de consumo sostenible, tal como marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero sobre todo, deja claras las ganas de cambiar el mundo de una juventud activa y solidaria.

Decálogo de jóvenes por el Consumo Responsable

Nosotros, alumnos y alumnas de 2º ciclo de secundaria de centros claretianos, lasalianos y maristas, mostramos interés por llevar a cabo acciones y proyectos de consumo responsables en nuestros colegios. Preocupados por la problemática y los impactos negativos de nuestro consumismo, y entendiendo la necesidad de impulsar una necesaria transformación social en sintonía con los ODS, nos comprometemos a:

1. Hacer uso, en la medida de nuestras posibilidades, de alternativas de transporte públicas, comunitarias y sostenibles, dejando de lado el uso prioritario del coche particular. Haremos incidencia en nuestras casas para logarlo.

2. Informarnos del origen de las prendas que compramos y evitar consumir marcas que utilicen mano de obra infantil en sus procesos productivos.

3. Impulsar en nuestros centros educativos mercadillos solidarios y de trueque así como acciones de reciclaje que sensibilicen a la comunidad escolar.

4. Hacer un uso racional del agua, tanto en el colegio como en nuestros propios hogares, y concienciando sobre la necesidad de agua en el mundo en nuestros entornos.

5. Informarnos de los productos y procesos utilizados para fabricar productos tecnológicos, evitando comprar marcas no respetuosas con el medio ambiente y los Derechos Humanos.

6. Intentaremos buscar opciones alternativas al consumo de alimentos, optando por el comercio justo y por productos ecológicos, de cercanía y de temporada.

7. Controlar el desperdicio alimentario tanto en nuestros centros como en nuestras casas, intentando reducirlo al mínimo.

8. Hacer un uso racional de electricidad, desconectando aparatos eléctricos no necesarios durante las noches (routers, cargadores, etc.) o sustituyendo bombillas que se fundan por otras de tecnología led.

9. Hacer uso de fuentes de energía renovables que estén a nuestra disposición.

10. No dejarnos influir por la publicidad a la hora de determinar nuestras compras diarias.